Tu que siempre me has perseguido
Y por oscuros caminos has creído ser yo
Yo que de reojo te he visto
Acechando a la espera del momento peor
En el que crecerte

Tu que cantas notas prohibidas
Y haces las melodías que oye mi soledad
Has fijado en mí tu mirada
Como una enamorada que no ve más allá
Burlando mi suerte

Sombra, sombra, siempre en contra de la claridad
Yo me quedo con tu luz, tu con mi oscuridad

Se que puedes ser evidente
Hasta besarme la frente en un eclipse total
Eres la más fiel embustera,
La más negra hechicera, mi espejismo fatal
Nunca eres mi apuesta

No me digas que me conoces, que prevés mis reflejos,
Que actuamos igual,
Ni que el parecido es tan claro
Que a la luz de la luna nadie distinguira