Mis botas mágicas pisando caracoles
No se paran a pensar en las pequeñas flores
Se agarran bien al suelo sobre un mundo que resbala
Resbalan por el mundo sobre un suelo que me atrapa

Mis botas comen barro, comen hierba y comen piedras
Van camino de la luz ¡qué se aparten las tinieblas!
Me llevan por senderos que no habría imaginado
Incluso han intentado ir cada una por su lado

Mis botas cruzarán la cuerda floja
Mis botas saben más que mis pies idiotas
A veces me hacen sonreir
Mis botas no andan para mí

Mis botas duermen justo al lado de mi cama
No tienen pesadillas, no sueñan nada
No piensan que sus suelas dejan huella en mi pasado
Descubren la belleza de un camino equivocado

No me llevan nunca por donde yo creo que hay que ir
Siempre escogen el camino más dificil de seguir
Dejan a través del tiempo una estela singular
Que no puedo predecir, ni tan siquiera imaginar
Pero me ayudan a escapar