Dice mi tía Mariana, que ando siempre despistando
Siempre pa arriba, siempre pa abajo, siempre disimulando
Dice mi tía Mariana, que así no puedo continuar
Con el bolsillo pelado y oliendo a cuerno quemado
Dice mi tía Mariana, que un día voy a dejar de jugar
Dejaré de reír, dejaré de llorar, dejaré de buscar, dejaré de encontrar
Dice mi tía Mariana, que un día de estos tendré que cambiar
Empezaré a crecer, empezaré a dudar, empezaré a dejar
Y dejaré de empezar

Querida gitana ¿cuál es el conjuro para sortear el futuro?
Querida gitana ¿qué puedo hacer para dejar de crecer?

Enterrar una sardina, trocear un moscardón
Despedazar una rana, fumar piel de banana
Mezclar sodio con agua, escupir por la ventana
Patinar por los pasillo
Y saltar sobre la cama
Si haces lo que digo podrás continuar
sin odios ni rencores ni penas que ocultar
Si no lo haces me dice la bola de cristal
que en unos años tus ojos se van a llenar de sal

La gitana conoce los caminos que las líneas de mi mano y yo seguimos
Me protege de los males de ojo y en secreto me vende un amuleto
La gitana va pidiendo un durico porque no hace ni pobre ni rico
Pero si quieres que recite sus conjuros, por lo menos 20 duros!